domingo

La Samba brasileña


Grupo fantasiado durante Carnaval de rua no Rio, por volta de 1900
foto de Augusto Malta (1864-1957)

La samba es sin dudas la música nacional del Brasil y como él, también tiene varias caras. Es una de las principales manifestaciones de la cultura popular brasileña, y un símbolo de la identidad nacional. Se cree que la palabra "samba" es una corruptela de "Semba" (ombligo),  palabra de origen africana y posiblemente derivada de Angola o Congo.
Pixinguinha
A comienzos del siglo XX el ritmo de la samba comenzó a expandirse fuertemente en Río de Janeiro que,  por aquellos tiempos, era la capital de Brasil. Provenía de Bahía, donde entonces ya se concentraba el mayor número de personas de origen africana en el país. Ellos integran este ritmo al Candomblé, culto religioso nacido de la fusión del catolicismo y las religiones yoruba y congo.
En la primera década del siglo pasado comienzan a aparecer los compositores, las canciones se transforman en obras de autor y las letras dejan de ser improvisadas. Llevó un tiempo para que esta música fuera reconocida por las clases sociales más altas. Era común la policía tomar los instrumentos a los músicos y aún meterlos en la cárcel por un par de días.

Finalmente, en la década del veinte, varios factores confluyen para que la difusión y popularidad de la samba alcance a todos los sectores: la consagración de músicos como Sinhô (flautista y pianista) y Pixinguinha (saxofonista y flautista), quienes componen numerosos temas y conquistan definitivamente a los corazones de la gente brasileña.
En los años siguientes, la samba tomó muchísimas direcciones. Desde la elegante samba-canción (samba-canção) hasta las orquestas de batería que acompañaban el desfile del carnaval. Uno de estos nuevos estilos fue la Bossa Nova que ganó popularidad mundial a través de los trabajos de João Gilberto y Antônio Carlos Jobim, entre otros.

Ismael Silva
Al final de la década de 1920, nació la samba en los bloques de Carnaval en los barrios de Estácio de Sá, Osvaldo Cruz,  los cerros de Manguera, Salgueiro y São Carlos. La "Turma do Estácio", como era conocido el grupo de cambistas, ha creado la primera escuela de samba de Brasil, la "Deixa Falar" (Deja hablar) que marca la historia de la samba mediante la inyección de más ritmo al género, que tiene respaldo de músicos como Ary Barroso y Noel Rosa.
La década de 1960 reveló una cantidad increíble de músicos populares como Cartola, Nelson Cavaquinho, Zé Keti y Clementina de Jesus. En los '70, la samba volvió a las ondas radiales con compositores y cantantes como Martinho da Vila, Clara Nunes y Beth Carvalho.

En el inicio de la década de los '80, después de haber eclipsado su popularidad con la llegada de la música disco y el rock brasileño, la samba reapareció en el medio de un movimiento musical creado en los suburbios de Río de Janeiro. Era el Pagode, una samba renovada con velocidad de compás más ligera y que  se convirtió en éxito nacional en fiestas en los suburbios de la ciudad de Rio, especialmente por la aglutinación espontánea de sambistas en diversos barrios de la ciudad.
Zeca Pagodinho e a Velha Guarda da Portela
El tronco principal  todavía sobrevive, alimentado pela revaloración de antiguos sambistas como el maravilloso Nelson Sargento, Monarco, Noca da Portela, Wilson das Neves, Walter Alfaiate,  la Velha Guarda da Portela  y Mangueira, además del trabajo  persistente de activistas tales como Nei Lopes, Luis Carlos da Vila y Wilson Moreira. En las palabras de Nelson Sargento: “Samba, agoniza más no muere”. Suerte nuestra que sea así.


0 Aqui tus comentários son bienvenidos ;-D:

Publicar un comentario en la entrada